miércoles, 12 de febrero de 2014

Nest, más allá de la simple fabricación.

Nest es una de las empresas a la vanguardia de la tecnología, lo que llamamos el internet de las cosas, en materia de detectores de humo, creando un sistema innovador (termostato inteligente).  Está formada por expertos en materia  de energía solar fotovoltáica constituyéndose como una de las empresas más grandes en este sector conocida a nivel internacional. Su objetivo es emplear las nuevas tecnologías para obtener aparatos totalmente innovadores y revolucionarios, respetando la conciencia medioambiental y ser promotores activos de la energía limpia. 


Recientemente, Google la ha adquirido por la suculenta cuantía de 3.200 millones de dólares. 
¿Qué busca Google obtener de una empresa que se encarga de la elaboración de termoestatos y detectores de humo inteligentes?. A priori, nos puede parecer algo "absurdo". ¿Qué expectativa puede tener Google en esta inversión?  Entre los comentarios y debates que han suscitado en los diferentes medios de comunicación quiero resaltar algunos de los puntos clave para entender la inteligente decisión de Google de invertir en este sector, lo que con probabilidad le permitirá obtener avances y rentabilidad extraordinaria próximamente.

- Busca en esta empresa una estrategia a largo plazo, con un trabajo diario incesante. 
- Sector: punto en tecnología, nutrido grupo de investigadores y capital humano altamente cualificado para desarrollar multitud de proyectos exitosos.
- La actividad incesante en el campo de la investigación de Nest conducirá a poder convertir cualquier cosa en "inteligente" y lograr ser una empresa líder en hogares conectados del futuro. 
- No se basa en la simple fabricación de aparatos, sino en ligarlos a la comunicación, basados en un sistema de algoritmos y sensores sobre un red en la nube
- Los fundadores procede  de la creación del iPod: revolución y tecnología en estado puro.